Noticias‎ > ‎

"La casa sota la sorra" en El periódico

publicado a la‎(s)‎ 25 feb. 2010 11:59 por EGOS Teatre   [ actualizado el 21 may. 2010 7:01 ]

El TNC echa el anzuelo a los jóvenes con ‘La casa sota la sorra’

  1. • Egos Teatre aborda la versión musical del clásico de Joaquim Carbó
Un momento del musical para todos los públicos La casa sota la sorra. Foto: DAVID RUANO / TNC
Un momento del musical para todos los públicos La casa sota la sorra. Foto: DAVID RUANO / TNC
GEMMA TRAMULLAS 
BARCELONA

Si leer ocupa el séptimo puesto en la lista de actividades preferidas de los niños y adolescentes catalanes (solo por delante de dormir y ordenar la habitación), ir al teatro ni siquiera aparece en el inventario de sus hábitos. «La franja de los 10 a los 16 años es la más difícil de atraer al teatro –asegura Sergi Belbel, director del Teatre Nacional de Catalunya (TNC)–. Es una edad olvidada, pero si tenemos que inocular el gusanillo del teatro, esta edad es fundamental». Para esta misión, el TNC ha escogido una de las novelas más leídas por los jóvenes, La casa sota la sorra, de Joaquim Carbó, y ha invitado a una compañía de carrera fulgurante, Egos Teatre, a hacer su versión. El sorprendente resultado se estrena hoy en la Sala Gran y, por el ritmo de venta de entradas –de las aproximadamente 2.000 puestas a la venta hasta el 21 de marzo, apenas quedan un centenar—, será un éxito.

DINAMISMO Y DELIRIO / La música es precisamente la protagonista de esta adaptación trepidante y a ratos delirante, que bate todos los récords en número de gags por escena. Rubèn Montañá y Toni Sans, dos de los miembros de Egos Teatre, han manipulado el argumento de la novela hasta convertir las aventuras de Pere Vidal en Egipto y Sudán y su encuentro con la organización criminal que dirige el Senyor Ti en un enmarañado vodevil musical que mantiene la atención del público con pistas falsas.
Detalles como la conversión del personaje africano de Henry Baula en una especie de comisario de la lengua catalana, la transformación de uno de los malvados agentes en una despampanante rubia o la inclusión de alguna escena de atracción homosexual actúan como ganchos para los adolescentes. «Tratamos a los jóvenes como a los mayores, con respeto», afirma el director Joan Maria Segura. La obra funciona muy bien entre los jóvenes, pero aún mejor entre los adultos, que aprecian este homenaje al universo de Joaquim Carbó al estilo de los musicales de Gene Kelly.
«El secreto de nuestras obras es la compañía –revela Segura–. Todo lo hacemos entre todos». Seis actores-cantantes y un actor-pianista conviven en esta 
troupe asamblearia.


Comments